Lección Tu Vida Simple 01: Di que no

El primer paso para una vida simple es aprender a decir no.

El síndrome de Wendy lo sufre la persona que necesita satisfacer a los demás continuamente. Sufre una incapacidad absoluta para controlar su vida. Y eso les hace tener una autoestima vulnerable, porque depende de lo que piensen los demás. Detrás de las personas que no saben decir que no hay miedo al rechazo, al abandono. Una sensación de no sentirse suficiente para ser querido.

El síndrome de Wendy tiene mucha relación con el síndrome de Peter Pan. Mientras el adulto que sufre el síndrome de Peter Pan no acepta la responsabilidad y se niega a crecer, los que sufren el síndrome de Wendy se ven en serias dificultades para controlar su vida.

Para simplificar la vida tenemos que aprender a decir no, asumir nuestras responsabilidades, pero no la de los demás. Es la base de las relaciones sanas. Poner límites y decir que no.


Esta lección contiene material que está restringido solo para nuestros alumnos de la plataforma. Contiene más texto importante, vídeo, audio o recursos. Para ver toda la lección completa si eres alumno ACCEDIENDO COMO ALUMNO, o si aún no te has registrado SUSCRÍBETE YA. Sin permanencia.


La mejor manera de dar un “no” es ser simple. Cuantas menos palabras uses para decir que no, mejor.

No puedo
No quiero
No es mi responsabilidad
No me apetece
No tengo tiempo
No es posible

En los “no” hay firmeza, hay determinación, valentía, integridad, coherencia. Hay RESPONSABILIDAD y CONTROL.

Un “no” es simple.

¿te cuesta decir que no? ¿cual fue la última vez que te metiste en problemas por no dar un no a tiempo?