Lección Tu Vida Simple 06: cómo tener una buena despensa

Tener una buena despensa da calidad de vida. De verdad que sí. Porque cuando tienes una buena despensa no tienes que salir frecuentemente a la compra pero puedes seguir comiendo sano.

Un congelador se convierte a menudo en un lugar imposible de ver ni organizar. Se repiten los recipientes de comida que te sobró y no volverás a comer. No pueden entrar cosas nuevas y realmente que nos solucionen la vida. Es una despensa fría y siniestra, desorganizada, y no orientada al placer.


Esta lección contiene material que está restringido solo para nuestros alumnos de la plataforma. Contiene más texto importante, vídeo, imágenes, audio o recursos hechos con mucho amor.

Para ver toda la lección completa si eres alumno ACCEDIENDO COMO ALUMNO, o si aún no te has registrado SUSCRÍBETE YA. Sin permanencia.


Yo un día me cansé. Tiré las tantas comidas de sobras. Empecé de nuevo.

Aprendí a no hacer más comida de la que consumía. No me gusta cómo sabe la comida del congelador.

Lo dejé sólo para helados, croquetas, rollitos vietnamiendas, hielo y vasos congelados.

Y aprendí a conservar los alimentos en botes en el frigorífico, como los sofritos.

Ahorro mucho tiempo así y también dinero.

Simplemente, mi congelador era un acumulador de energía y dinero en mi vida.