Lección Tu Vida Simple 07: Autocuidados

Autocuidados simples

Ahora tú eres la adulta, y seguramente como mujer, la cuidadora. Te encontrarás innumerables veces con la circunstancia que nadie te cuide a ti. Entre las pocas redes femeninas que tenemos de muchas de adultas. Que muchas veces las amigas están lejos, o demasiado ocupadas. Que nuestras parejas dificilmente entienden de cuidados, te encontrarás sola para cuidarte a ti misma.

Cuidado que sea que un día estés hasta arriba de todo. Que no puedas más. Esto es algo que necesitas poner en marcha pronto.

Pocas personas de las que nos acompañan en la vida están dispuestas a asumir el cuidado del otro. El real. Que vayan a reservarse un día para ti cuando estés realmente a punto de explotar de responsabilidad, de trabajo, y esas cosas.

La mayoría no contamos con esa figura de cuidado en la vida.


Esta lección contiene material que está restringido solo para nuestros alumnos de la plataforma. Contiene más texto importante, vídeo, audio o recursos. Para ver toda la lección completa si eres alumno ACCEDIENDO COMO ALUMNO, o si aún no te has registrado SUSCRÍBETE YA. Sin permanencia.


El tema del autocuidado como yo lo entiendo es muy amplio. Desde la autoprotección al autoplacer. Pero en este consejo quiero hablarte más de placer que de evitación del dolor, o cuidado del dolor.

Los vasos congelados preparados para tu bebida favorita. Las bombas de sales para perderte un rato en un baño de espuma. Los aceites esenciales para envolver tu cuerpo al salir. Las toallas calientes en el calefactor del baño. Una cita contigo mismo y una actividad que te guste una vez por semana, y aquí cito de nuevo a la autora de «El camino del artista», nuestra parte creativa se nutre de que lleves al artista que llevas dentro a pasear, de exposiciones, al teatro o a conocer cualquier lugar que no conozca.

Las listas de música para el buen humor. Las series que quieres ver preparadas a golpe de ratón. El chocolate al 85%. Los helados de vainilla, caramelo y nueces de pecán. Las autocaricias y automasajes para conocer tu cuerpo y reenergizarte.

Los vídeos de cocina que quieres ver en listas de Youtube. Los perfumes para la almohada para descansar. El rato de meditación diario. Reservarte una cita para un masaje cuando tienes mucho trabajo y se te está cargando la espalda.

Es posible que nadie te cuide y tengas que hacerte cargo.

¿Me aportas más autocuidados que hagas o deberías hacer a esta lista?