fbpx

CURSO DE TINDER

Este es un curso homenaje a mi marido y nuestro matrimonio. Nosotros nos conocimos por Tinder y consolidamos nuestra relación en menos de un año. La suerte que tuvimos de emprender este camino con una madurez que sendos divorcios nos habían dado.

A partir de ahí ayudamos a mucha gente de nuestro alrededor y más allá en Internet a crear y mantener relaciones sólidas, duraderas y emocionantes.

Conocer a gente en Internet es una aventura épica, donde las mujeres tenemos que esquivar mucho gilipollas. Pero incluso algún gilipollas merece la pena.


Esta lección contiene material que está restringido solo para nuestros alumnos de la plataforma. Contiene más texto importante, vídeo, audio o recursos. Para ver toda la lección completa si eres alumno ACCEDIENDO COMO ALUMNO, o si aún no te has registrado SUSCRÍBETE YA. Sin permanencia.


A nuestro alrededor hemos conseguido que muchos hombres y mujeres aprendan a tener una relación desde el afecto y la ternura, evitando relaciones conflictivas, hombre y mujeres conflictivos. Relaciones que se convierten en sólidas parejas y matrimonios de forma rápida.

Pero ¿cuál es el secreto? ¿por qué razón mientras la mayoría de gente se queja de esta red nosotros la hemos disfrutado y hemos creado buenas relaciones? ¿qué hace que tanta gente se vea frustrada en esta red?

Y vamos más allá ¿cómo conseguir estar con personas estupendas y maravillosas? ¿cómo tener citas inolvidables con gente que merezca realmente la pena? ¿cómo atraemos a gente con la que realmente podemos tener una relación?

Decía un afamado psicólogo que la vida no está para dejar de intentarlo. Que tampoco es que dispongamos de ilimitadas personas en el mundo con las que relacionarlos. Y que seguramente una de cada diez personas es perfectamente compatible con nosotros. Si estás dispuesto a abrirte a la experiencia, podemos mostrarte cómo tener mucho que descubrir y mucho que experimentar en esta red.

¿Quieres una vida nueva?

Te esperamos en este curso, dispuestos estamos a dártelo todo.

Con amor,

Eva y Alfonso.